La línea.


A ésta altura del día seguramente nos chocamos con la noticia que un tal Lucas Ascona de 23 años confesaba a su hermana haber matado en Julio pasado a la estudiante chilena Nicole Sessarego Borquez en Almagro, Buenos Aires. Ella ve las noticias en la televisión sobre un video de cámara de seguridad donde reconocía a su hermano como posible sospechoso.
"Papi, mirá el video porque para mí es Lucas"
´No puede ser Lucas - dijo asombrado el padre.
Más tarde, Roberto, el padre declararía : "Mi hijo se puso a llorar, se quebró en llanto y le dijo a la hermana que fue él"
Hasta acá la confesión de un asesinato. La situación que cruza la linea es la siguiente: el padre lleva a su hijo hasta la comisaria 4 ta. de San Francisco Solano y lo entrega.
"En estos momentos estoy destruido porque es mi hijo y yo lo amo pero si él hizo eso, lo lamento, pero lo tiene que pagar"- terminó Roberto.
Hago este blog porque la naturaleza de un padre consiste en amar a su hijo y a ésta altura del día ya transformado en tarde, intento comprender las circunstancias, el dolor, la pérdida de horizonte, el destrozo en el alma.
En las familias todos cumplen un rol. Son funcionales a la estructura y cuando características como empatia, limites, celos, ridiculización, complejos entre tantas, se desvirtúan, lo disfuncional es creado y las consecuencias son imprevisibles.
Como padre,puedo tener respuestas y actuar como hizo Roberto? Manejar las consecuencias ?
No creo ni en el cielo ni en el infierno, pero a veces percibo que una linea delgada los separa.





Comentarios

Entradas populares