Soy transformista. Soy padre. Soy feliz.



Hormiguero. Nadie en su sano juicio metería la mano en uno pero en eso se transforma Rivadavia y Santa Fe cuando llega la noche. Mar del plata atrae a sus criaturas diversas que durante el día arrastraron hijos, heladeritas, sombrillas, bronceadores, pies cansados, pelotas que no dejan de rebotar, adolescencia explotando desde todos los rincones, masa crítica humana en busca de nada y de todo.
Por sobre el tapizado de cabezas, ellas destacan por la altura o por el arreglo de frutas a lo Carmen Miranda, o el tocado de una reina exótica. Si me acerco entregan el flyer de “Transfrappe”, un espectáculo de transformistas cuyo creador Marcelo Mariani lo ha paseado por las mas diversas tablas desde su nacimiento como “Champagne”en 1986.
Si me acerco, encuentro a Hernán, pómulos maquillados, vestuario de diva y la invitación al show.
Hernán es padre.
Y ese es el principio de mi viaje.,
Desde la magistral opera china, el teatro japonés Kabuki, presentaciones de la casa de Bernarda Alba, y films como el reciente Dallas Buyers Club con Jared Leto personificando a la controversial Rayon, los transformistas muestran un costado de la interpretación donde el público se identifica con lo cómico, lo sensible, y hasta lo trágico .
Acordamos encontrarnos para esta entrevista. Me salgo de la calle-noche-hormiguero.

Una semana después estoy frente a la cartelera del Teatro Santa Fe esperando a Hernán Acuña y a menos que sea mentalista no sabe que me preocupa el tema de la mirada del Otro sobre esa mujer que no es una mujer, que cría dos hijos. Llega puntual en una sencilla remera lila y jeans. Lo percibo cordial, ese tipo de personas donde la comunicación fluye con naturalidad, mucho más allá de su trabajo y carrera. La entrada descansa de las colas que se forman cerca de la 1 de la madrugada, cuando comienza el show. Hay una placa rectangular que explica que por allí actuó la grandiosa de Niní Marshal.
Charla unos minutos con Lucia, la chica asistente-ventanilla y la seña del “vamos” nos mete por la escalerilla del costado hacia las arterias oscuras que tiene todo teatro, donde el misterio se reduce a luces rojas de emergencia, tinieblas, siluetas de artefactos. La ruta termina y alcanzamos dos camarines ínfimos. En uno alguien también se transformará. En el otro nos recibe nuestros reflejos en el típico espejo de maquillaje. Los cambios de ropa también esperan en sus perchas. Nos sentamos y Hernán deja el celular que nos hace el favor de no molestar en el rato que durará la entrevista. Cruza las piernas, prende un cigarrillo, cruza los brazos y vamos nene!, en esa postura podrías resistir los golpes de Mike Tyson!

Sabemos del transformismo, sabemos de su historia, de su función social, pero como es que llegás, que te impulso?
Mira...yo vivía con un chico que era parte del grupo de teatro y fui primer asistente de vestuario y trabajando con ellos empecé a ver lo que hacían entonces surgió de hacer unos personajes que actuábamos en las fiestas que era como una empleada pública.
Tenias margen para crearlos?
Sí, al principio era así como una cosa más chabacana, un estilo burdo. De por sí en la obra ( en la que participa) mi estilo es uno de los más burdos. No hago un estilo demasiado diva. Aunque por ahí hago personajes como Carmen Barbieri, Karina Jelinek, Nazarena Velez o Rocio Marengo, siempre es desde la caricatura, no bastardeando al personaje o a la persona -y levanta su mirada-sino llegando desde el humor. Cero diva. Marcelo Mariani ( el director y actor de la obra) tuvo un accidente y pude hacer personajes que el hacía y ahí comencé. Surgió. Surgió solo.
Ya tenias hijos?
Tengo dos, Anael de 19 y Sebastián de 16.
Anael?
Si, significa ángel de luz.
Ellos te conocieron en esa faceta?
Sí..Siempre- explica sereno- siempre. Cuando venía a Mar del Plata a comienzos del 2005 ellos también y me conocieron en la fase de actuar, vestirme de mujer. Y lo toman como algo natural, no lo ven como algo raro.
Raro-repito-.Supongo que a éstas alturas de la historia humana raro es una palabra cercana a “no conozco de qué se trata esto” que la construcción de la discriminación. El mundo también tiene tiene su costado odioso.
Por ahí es así para ellos. Por ahí para algunas personas les resulta raro entender-hace un espacio-
Viendo tu show, el cariño que te da la gente en la calle, los saludos, las frases amables, tiernas que te dejan en Facebook la gente te quiere y acepta mucho. Ahora, notás que existe resistencia, la gente cambia esa idea?
Yo sigo siempre la misma línea. Cuando hago la promoción en la calle le explico a la gente que venga, que conozca, les explico que no somos travestis, no porque eso tengo algo malo sino que es diferente. No es un espectáculo pornográfico,ni únicamente para publico gay (de hecho la mayoría del público es hetero). No trabajo para publico gay. No me gusta mucho el publico gay.
De seguro hice una mueca sorprendido por la respuesta.
Si...no me gusta- me confirma con una mirada rápida y decidida, como si hubiera puesto el acento en la i de Si. Me gusta más el público hétero. Me parece que buscan otra cuestión, otra cosa.
A mi me pareció que el publico gay era divertido.
Sí, también es divertido pero buscan otra cosa, que por ahí no tiene sentido a la hora de la teatralización. El gay siempre esta fijándose en otras cuestiones como el maquillaje, los zapatos los aros, si se te rompió algo, las uñas. Es critico. El hétero viene a divertirse.
Con toda tu carrera de transformismo, como sentís tu paternidad, cómo la llevas?
Bueno...-sigue explicando desde sus aguas tranquilas- de hecho mi hija trabajó el año pasado como asistente de vestuario, siguen mi carrera sin problemas, saben que el padre es artista. Saben que soy gay y conocieron parejas, aunque casualmente. Lo ven muy natural.
Cómo se enteraron?
Fue dándose. Con la nena fue dándose y después me acuerdo patente me sugirió que hablara con el varón. Por más que el varón supiera, la nena me sugirió que hablara, que se enterar por mi boca y no por boca de otro. Por eso tengo, de hecho muchos amigos varones de mi hijo que siguen mi carrera en el Facebook. No es un obstáculo, porque a parte vas a encontrar a montón de personajes como Fátima Flores o Jorge Porcel que se transformaban. Porque todos los actores se transforman en algo. Desde la antigüedad donde la mujer no podía actuar y el hombre hacía ese papel.-Pienso en las grandes transformaciones y grandes obras con Travolta, Deniro, Robbie Williams, Jared Leto, Gael Garcia Bernal.-Porque hay un falso concepto donde el transformista tiene que ser gay y no es así. Que también tiene que ver con el público gay. Siempre digo: los gays buscamos aceptación pero entre nosotros nos discriminamos. El mismo ambiente lo hace y no podemos esperar que desde afuera no lo hagan. Es ignorancia, es el miedo, y a veces el que tiene esa clase de miedo es porque tiene miedo de descubrirse así. Soy una persona de perfil bajo. No busco lo mediático. Mi carrera no la hice desde lo mediático. La respuesta de la gente es lo que más me reconforta.
Y como sos como padre?
He cambiado pañales, ido al jardín, de todo. Eso más con la nena que con el varón porque ya me había separado. He compartido fiestas del colegio. Egreso. Mucho. Yo trato de que sean libres, que elijan lo que quieren hacer. Pongo las pautas quizás en cosas que pueden llegar a perjudicarlos o no y dejo que elijan. Gracias a Dios son muy sanos, buena gente, muy queridos. Eso es importante. Eso habla de nosotros, de la madre y de mí. Está bueno romper con algunas cuestiones. De hecho tengo pensado a futuro hacer un personaje estilo narradora, para chicos donde pueda hablar de esto. La mayoría de los nenes que viene se sacan fotos conmigo, ven una princesa. A los padres le gusta más Moria, Susana.
Está claro. Los chicos siempre tienen menos estereotipos. Si algo me enseñó esta paternidad primeriza es a replantearme la comunicación con alguien que no transmite con mis signos y sonidos. Comparto idea.
Creés que la comunicación es uno de los grandes temas de la paternidad?
Mas bien la buena comunicación entre el padre y la madre. El chico va formando matrices. Esas matrices se las damos nosotros. Qué cosas se hacen qué no. El respeto por el otro.
Hernán es docente de primaria en Buenos Aires y el oído y las palabras para el entendimiento deduzco, deben ser parte de sus herramientas diarias. Me interesa como ve las miradas de los demás padres.
Son complicadas. siempre digo que lo peor que le puede pasar a los chicos es tener padres . Y me incluyo. Porque no somos autocríticos. El error siempre esta en el otro. O siempre cuestiono a mi maestro. O entre los padres, echándose la culpa mutuamente. Ejemplo: nunca tuve problemas con mi ex mujer. Nunca pusimos a los chicos en el medio.
Dentro de los grandes temas, como ves los límites y la tecnología, hoy?
Es difícil poner límites, porque es como querés que tu hijo te vea. Eso tiene que ver con la crianza que tuvimos, nuestra adolescencia, nuestra niñez. Los chicos son matrices nuestras y nosotros de nuestros padres y ya vienen de generación en generación
Pensás que esa matriz puede variar, ser consciente que no querés que sea de una manera en particular?
No se si somos muy conscientes, cuesta ser muy objetivo- (creo que nos quedamos pensando en el fino equilibrio de la objetividad, si existe o no-)
Es que no se si podemos ser muy objetivos en algo- le lanzo la frase a toda velocidad.
Es que interfieren los sentimientos- devuelve el boomerang-
Y la tecnología ?
Vivimos en un mundo tan agilizado, tan...-revuelve las palabras hasta que encuentra una.- tan adrenalínico que para algunos padres que el pibe esté con la computadora es un alivio, que juegue a la Play es un alivio, todo porque no molesta- y hay un sonido de “ s” porteña que brilla en la palabra molesta- y hay otros que no y vuelvo a lo mismo, tiene que ver con lo que vos buscás o esperas de tu hijo.
Le cuento- Homero Simpson le dice a Marge “ no hay problema, el señor en el aparato ése está criando a Lisa”- refiriéndose al televisor.
Y sí... hoy crían las tablets, las computadoras...
Todos chupetes electrónicos?
Tienen 4 años y te manejan un celular. Los chicos de 6 lo manejan mejor que nosotros...Tiene que ver con la evolución humana, pero me parece que en algunos puntos es como excesivo el querer darles, darles, darles y se diluyen algunas cosas. En algunas familias por lo menos. Es un mundo distinto. Hoy hay chicos que se crían con dos papás, dos mamás, madres solteras, chicos que se crían en un ambiente hostil de divorcio. Otros no.
Y tu visión de la homoparentalidad?
Uff!- ése es un tema difícil...
Gran tema- sonrío.
Y...a pesar de ser gay-piensa y ésta vez piensa lo suficiente como para saber cuanto pesa el tema- creo que el chico debe tener padre y madre, la dualidad.

Las investigaciones sobre matrimonio y adopción homo coinciden con los fundamentos de la Asociación de Psiquiatría y Psicología estadounidense: “ los niños de padres gays y madres lesbianas están tan ajustados social y psicológicamente como los heterosexuales”. Finalmente
recomiendan: merecen la seguridad jurídica de padres o madres reconocidos legalmente”.

Flavio Rapisardi, docente de la UBA y coordinador de Estudios Queer del Centro Cultural Rojas, cita de memoria investigaciones que dejan al descubierto la diferencia entre el pánico moral que desata la adopción homoparental y la realidad. "Se estudia a las familias homo, pero no a las heterosexuales, como si ser gay o lesbiana fuera una enfermedad contagiosa. Aceptamos estos análisis sólo para abrir el debate. Demuestran la falsedad de las metáforas de aniquilamiento, como el miedo de que la proliferación de familias gays y lesbianas termine con la reproducción. Apenas entre el 3 y el 7% de la humanidad presenta una orientación sexual diferente", señala Rapisardi. Y no obvia el detalle: "Gays y lesbianas salimos de familias hétero". ( diario La Nacion- el Gran debate gays-paternidad-adopción)

Por lo menos este tipo de paternidad no afecta al chico.- digo.
Es que la homosexualidad es una cuestión de gusto, como la bi o la hétero. Aparte vivimos en un mundo donde creo que hay poca gente que es heterosexual 100 %. Hoy está todo abierto, está la curiosidad tan a la vista que está la pregunta sobre la homosexualidad: y... que pasaría?
Es que está el gran asunto del placer...
Me parece que tiene que ver con eso. Me parece que no podemos juzgar a la gente por con quien se acuesta o deja de acostar sino con quien o qué te da placer.
Aunque luego está el tema de la relación, si se forma una relación homo, que me parece que es tan similar o igual a la hétero.
Es igual. Es una relación social, como son todas. Tiene que ver con lo que buscas en la vida.
La palabra de 4 letras se mezcla en la charla uniendo las relaciones, el placer, las elecciones. Le sugiero ese recorrido que hace el Amor.
Las mejores situaciones y profesiones surgen con la pasión, más que con el amor- descarga- Siento pasión por lo que hago. Cuando me transformo me siento protegido, ese personaje te cubre de montón de cuestiones. Elijo ser transformista como elegiría hacer un drama u otra cosa por que tengo pasión por el escenario. Yo era muy callado, muy tímido y creo que empezó a sacar algunas cuestiones. Así, hoy soy muy seguro de mi paternidad, de mi trabajo docente, de mi trabajo de artista. Y eso me lleva a una buena comunicación con mis hijos y a veces mis hijos me sorprenden. Cuando uno entiende por ejemplo, que esa persona que trajiste al mundo es otro, que crece y va a ser otro que por más que haya salido de vos piensa diferente... ahí seria el mundo mejor, ahí reconoceríamos a un hijo gay o hija lesbiana o hijo dark o que le gusta la música clásica.

En unos minutos termino la entrevista y veo que el tiempo nos tendió una trampa. Ha pasado muy rápido. Deberá maquillarse a velocidad récord, algo así como en 20 minutos y producirse y envolverse con ese velo que dominan los artistas para ser otros y luego regresar al yo.
Recorremos pasillos oscuros y atravesamos el pasillo central del teatro charlando de “ Más respeto que soy tu madre”, el libro-obra de teatro de Hernán Casciari, nacido de un blog.
Como me gustaría verlo interpretando alguno de los personajes...
Blancos, negros, amarillos, rojos, gay hétero , bi, tri dark gótico gordo flaco, normalito...
Envases para todos los gustos.

Que bueno poder encontrar en ellos un alma como la de Hernán.





Comentarios

Publicar un comentario

Gracias por tu visita! Y sigue leyéndome!

Entradas populares