El reino del padre, el reino del hijo.





Juro que de chico quise ser Batman. Quizás no el Batman de Bob Kane, su creador o el de Adam West, encapotado rey de las honomatopeyas gráficas. El Batman de la vieja serie mexicana Aguila, de comics, algo más rudo.
Si, claro que tenia el disfraz y accesorios.
Que hubiese pasado si mis padres me hubieran llamado mientras me descolgaba de algún árbol y...

Así que quieres ser Batman..

Soy Batman madre (siempre le dije madre)

Pero no el verdadero

Bueno, no ése.

Entonces te entrenaremos, fisica e intelectualmente. Usarás la fortuna de tu familia y cumpliremos tu sueño. Ahora, ni loco eso de que alguien nos asesine para que tengas una motivación...

Técnicamente hubiera manchado mi batipantalón.

Algo similar debió pasar con el Sr. Jeremiah Heaton, oriundo del condado de Virginia EEUU con su hija Emily cuando ella le pidió ser una princesa. El punto fue que el barbado Jeremiah dió una en vuelta más a las elucubraciones de su cerebro.
Nadie quiere decirle a una niña que ella no puede ser lo que sueña ser”- explicó.
Y puso la fortuna de su compañía de seguridad en minas y largas horas en internet para encontrale un reino a su princesa. Un reino físico.
La noticia salió en diversos medios.
Heaton lo ubicó en la frontera entre Sudán y Africa e implementó recursos para que jurídicamente fuese de su propiedad. El concepto es el “terra nullus”, o la tierra que nadie reclama, algo raro en un mundo super poblado. Pero funcionó.
Bir Tawil es la región desértica que ya tiene bandera creada por la familia Heaton y nombrada como Reino de Sudan del Norte.

Papá Heaton fue tras el sueño de su hija y aquí me encuentro con la línea que separa ciertas decisiones y actitudes paternas con el mundo de la ilusión infantil.
La cruzo.


Cuántos de vosotros, padres, ha dicho que no al insistente pedido de sus hijos?
Cuántos cumplieron los pedidos y notaron que al minuto el desinterés llegó y se llevó todo?
Hallaron a tiempo ese límite para no frustar porque sí esa ilusión?
Ya de adultos, no hubiesen querido viajar al espacio, ser Indiana Jones, Brad Pitt o Angelina Jolie o lo que fuere si la oportunidad hubiera tocado a su puerta?

Más allá de estar seguro sobre los limites de la felicidad, nuestra felicidad o la felicidad de nuestros hijos, qué es la felicidad? Para algunos un reino, para otros el abrazo, una mamadera tibia o la primera sonrisa? Conseguir lo que buscamos?Sentirnos plenos? Cuánto dura?

Lo que le agradezco a Jeremiah Heaton es que me mostró que no aceptó el no.
Quizás alli resida una enseñanza para la pequeña Emily, para cuando la arena lo haya tapado todo o un reino nuevo salve a su nueva reina.





Comentarios

  1. No hay como tener dinero jejeje yo tendría que comprar unas cuantas hectáreas de terreno para que pudiera tener todos los animales que quisiera, menos las arañas claro jajajaja
    Yo si digo no, muchas veces, de todas formas me gustaría ser capaz de enseñarle que la felicidad no está en las cosas, pero...

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu visita! Y sigue leyéndome!

Entradas populares