Crisis epileptica. Conocer para salvar vidas

Escuchando un reportaje al Dr. Alfredo Thomson, Jefe del Centro de Epilepsia de la Fundación Favaloro, en Argentina caigo en cuenta que el epiléptico, sean padres, hijos o el ciudadano de a pié lleva cierta estigmatización social al momento de su crisis.
La mayoría nos apartaríamos como si estuviera poseído, por eso es fundamental informarnos como actuar en las crisis convulsivas, pertenezcan o no a nuestro ámbito familiar.


QUE HACER
  • Trate de mantener la calma
  • Quédese con la persona hasta que concluya la crisis
  • Coloque un buzo o campera doblado bajo su cabeza, no demasiado blando
  • Desabroche botones cercanos a la garganta
  • Póngalo de costado para evitar que se ahogue por exceso de saliva o vómitos
  • La crisis dura en promedio 3 minutos
  • Contenga a la persona y ubíquela en forma espacio- temporal. No trate de incorporarla inmediatamente.

QUE NO HACER

  • No trate de inmovilizar a la persona durante la crisis
  • No introduzca sus dedos ni objetos como cintos en la boca. Es un mito que el epileptico se atragante con su lengua.
  • No realice ninguna otra técnica, como RPC, si no sabe ejecutarla o no está seguro de que la necesite
  • No le brinde medicación
  • Trate de dominar su temor y no abandone a la persona.

Nunca es fácil enfrentarse a cualquier tipo de crisis, por eso debemos tratar de dominar al MIEDO ya que como respuesta evolutiva está presente para ponernos a salvo como especie.

DOMINAR AL MIEDO puede hacer que salvemos una o más vidas. Inclusive la nuestra.




Comentarios

Entradas populares