Charla en el baño con Dylan






En la exitosa serie X Files de la que fui fan, el agente Fox Mulder tenía en su oficina del FBI un cartel
“quiero creer”
Eso me sucedió. Quise creer que éste nuevo síntoma que desarrollé existe en la mayoría de los padres solo que de manera imperceptible, cuasi subterránea, porque cerramos la puerta para que comience a funcionar.
La puerta del baño.
Un maravilloso mundo de aislamiento
Teniendo una charla en tuiter con Omar Gonzalez, padre venezolano y de su 
blog http://www.papaonfire.com.ve/, lanza una idea que abre un agujero negro en la letra chica de la paternidad:


Cuando eres padre, un momento de paz, relax y diversión es cuando puedes ir al baño solo.

Ni Sócrates lo hubiera dicho mejor!  Omar estaba abriendo la puerta a esos momentos de privacidad, silencio, aislamiento, desconexión, perdida de wi fi mental o lo que sea que solemos atesorar y necesitar tanto padres como madres en ese Himalaya que es la crianza.
Aquí su ´pensar via Wapp

Una de las cosas irónicas de ese tuit y déjame explicar un poco el fundamento es que nosotros somos padres que queremos estar en todo, cuando amamantan, cuando están enfermos. En todo. Hay momentos que simplemente queremos…respirar…los niños están hiper kineticos, muy eléctricos que no me tires los cojines!  Vamos a ordenar el cuarto! Vamos a hacer esto, vamos a hacer aquello! Antes que explote con todas esas cosas me encerraba un minuto en el baño y descansaba. Otra cosa es cuando están peleando, llorando, tengo dos… así que Calmate tu! No tu! Que quiero mi juguete!. Es el cansancio normal que se junta. Y uno entra al baño simplemente a ordenarse, a ordenar sus ideas. Donde nos vamos a meter los adultos?? No tenemos una baticueva como Batman. Así que nos metemos al baño.
Y simplemente me pongo a leer algo, o simplemente respiro!
Y a veces me tocan la puerta como la policía y gritan
--Papaaaaaaa´ que estás haciendo!!?
A mi esposa también le pasa algo parecido. Y qué hace ella? Casi lo mismo pero básicamente es…respirar.
Me ha pasado que entré y pasaron dos minutos sin tocar la puerta y digo
--Epa? Que pasa? Por qué el silencio? No me extrañan?
Como padres nos sucede que las cosas que antes eran normales ya no  lo son. Como ir al baño y estar relajaaaaaaado. Estar todo el tiempo que tu querías, 15 o 20 minutos
Ahora simplemente te abren la puerta y se te quedan mirando!!!
También me he encerrado, lo confieso, a comer! Algunas veces simplemente yo  quiero seguir comiendo mis papitas, mis Doritos, mi refresco. Son mis hijos, claro y les comparto. Pero a veces tengo ganas de terminar toda la bolsa como hacía antes. Puedes estar a 10 kms. y abres con sigilo la bolsita y
pareciera que lo escucharan y te gritan
--Papaaaaá que estas haciendo? Que tienes’?
A veces he hecho esto y he salido con mi mejor cara de “ no ha pasado nada… sigan”
O meterme con el teléfono o la Tablet. Típico. He ido específicamente a jugar con eso.

Juan Manuel Palacios (otro de los padres  peruanos del colectivo @papasblogueros) la nombra como la Bañicueva





La sentencia de  Rafael Merida es cosa juzgada.

http://papacangrejo.blogspot.com.ar/

En mi caso no, antes si, pero ahora ... cuando voy al baño se viene hasta la perra..





Por el lado de la península ibérica, Jose M Ruiz Garrido, padre, blogger y fanático? De la banda MUSE y también autor de  
Hace su descargo

Yo escribo a ratos, en los tiempos muertos del trabajo, por la noche en la cama... cuando puedo...  si, para leer, rrss, alguna partidita a algo...






Todo eso en el baño? WoW!

 Lo sabroso viene aquí. Desde las palabras del españolísimo Joaquim Montaner, constructor de #papasblogueros, contenedor de más de 100 blogs de hombres-padres a lo largo del mundo. Amo y señor en 




Quiero quitarme las prisas de encima. Creo que las prisas es lo que hace que nos agobiemos, que salte la ira fácilmente y que la giremos en los niños. Es slow parenting (Slow parenting es una tendencia educativa que defiende una enseñanza en la que se respete el ritmo de desarrollo de cada niño y sus necesidades. En definitiva, una educación sin prisas) y es slow life y saber que te puedes equivocar. Y disfrutar. Y así es como hay que ir, poco a poco y te quitas el mamoneo de tener que encerrarte.
Sergio, creo que el activo más importante que tenemos aquellos que vivimos en ciudades grandes o cosmopolitas es el tiempo, y esa es la gran gestión que tenemos que aprender a ser. Y no solo como papás o trabajadores. Sino también como personas, tío. Esa es una de las claves más importantes.



DATOS DUROS
.
“Los hombres en particular responden al estrés con irritabilidad, enojo y problemas para conciliar el sueño”, explica el psicólogo Ron Palomares, PhD. “Lamentablemente, este estrés se ventila frecuentemente en formas perjudiciales, como alimentación inadecuada y un incremento en el consumo de alcohol y tabaco”.Asociación Americana de Psicología (American Psychological Association, APA

Qué se yo!
Aplicaciones que nos pasen música con sonido de la naturaleza, con tutoriales de yoga, con consejos para respirar mejor o frases del Dalai Lama diciendo que la paz está en nos…
Aprendo que la crianza de un hijo es como la lucha con un dragón de varias cabezas (seguro que esto gusta a los que siguen Games Of Thrones…)  o te la pasas luchando o luchas y le vas tomando el gusto. Claro que no todo es tan blanco y negro, tan extremo. En el medio está tomarle el gusto, a saber porque respondemos como respondemos y por qué nos metemos en el baño antes de ser engullidos por el remolino del sin sentido.


Mi solución fue un secreto
En ésta calle de la vida vamos a encontrar a padres que no quieren saber  nada más con sus familias (antes, durante y después de tener un hijo) a los que sorprenden y aterran porque no la historia no es como la contaban en las publicidades y las respuestas a los que les pasan no crecen en los árboles, a padres que no pueden abandonar su perfeccionismo y ansiedad por el control entonces encontrarán que muchas situaciones no entran en sus moldes, y la regla que nos cabe a la mayoría aunque tengamos información de sobra para otro WikiLiks: no hay manual.
Oh por Dios! Entonces qué? Todo es caos? Nosotros estamos al frente de nuestra familia y nosotros la conducimos!
Digo, un poco y un poco. A veces convivimos con esa idea, quizás con esa ilusión. Las verdades son puntos de vista
Aquí mi secreto. Puse una foto de Bob Dylan en el baño, frente al inodoro.
Para poder verla sin distracciones porque, Sres. Dylan tiene respuestas.
Bob me habló en algunas de sus  frases y yo salí como en una visita al paraíso
"Acepto el caos, pero no sé muy bien si él me acepta a mí"

Gracias Bob. Estoy más tranquilo. La ironía funciona?
No importa si uno está más reposado o no. Las cosas suceden y hasta que muramos, somos parte de éste mundo donde pasan.
Bob no cambio su mirada en el horizonte, pero soltó su segunda frase

"Ayer siempre es un recuerdo y mañana nunca será lo que se espera que sea". 




Claro que tiene su sentido! Cada segundo que pasó en mi vida y en la de mi hijo jamás volverá! Jamás! Ni que lo grabara en el mejor Smart. Es difícil dejar de ver la vida desde la pantallita y vivirla, verdad?
Pero esa sensación concreta de estar anclado a una infinidad de responsabilidades y situaciones y…

"Nadie es libre; hasta los pájaros están encadenados al cielo".

Puff! como que no queda otra que estar, que seguir, imposible tomar el atajo…
El Bob sin sus gafas oscuras hizo una mirada cristalina para que yo pudiera ver…

“A veces no basta con saber qué significan las cosas, a veces tienes que saber qué no significan”

Ah, ok! A ésta altura podía decir que la foto había sido de lo más efectiva en zambullirse sobre mí, dejándome al borde de abrir esa puerta blanca y volver.
Saben, la cosa no iba por el lado de la esperanza o de comprender los más oscuros secretos del universo. O de la crianza, que sutilmente es lo mismo.
Antes de marcharme,  Robert Zimmerman, quien en ésta vida también fue Bob Dylan, el legendario, prendió un cigarrillo (no le dije que por estos tiempos la cosa había cambiado) observó el techo del baño pero  sabía que estaba mirando más allá. Luego regresó la mirada a su vida 2D en mi baño que intuyo, no le importaba demasiado y cerró confesándome

 “Todo lo que puedo ser es yo mismo —quien quiera que sea ése”




Ok Bob. Voy a decirte que coincido. Que aprendí algo mínimo y hermoso. Que estoy listo para abrir esa puerta blanca. Preparado para lo que haya y deseoso de abrazar.

Finalmente apagué la luz.


MUCHAS GRACIAS! A TODOS LOS PADRES IMPLICADOS EN ESTE ARTICULO.

NO SE LASTIMO A NINGUNO MIENTRAS ESCRIBÍA.

.

Comentarios

  1. Sergio, fantástica su entrada... y tanto que necesitamos momentos de soledad... seamos o no papás.

    :-) un gran conversador este sr. Dylan :-)

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por tu visita! Y sigue leyéndome!

Entradas populares